HABLAMOS DE #MADRIDPRISIÓN

«17.

Para ir hasta Carabanchel, fuimos hasta la antigua M-40. No es que quedara mucho asfalto, por la destrucción del holocausto y porque mucha gente lo arrancaba y lo fundía para hacer todo tipo de combustibles y otros potingues. Aun así, el trazado era reconocible y fuimos circulando paralelos a la antigua vía. No podíamos ir muy deprisa, por lo desigual del terreno. De hecho, los baches empezaron a pasar factura. Yo todavía estaba convaleciente de los golpes de la paliza, y que ya no éramos unos críos, y los huesos no estaban para muchos trotes. No obstante, hasta que me empezaron a doler las articulaciones, la sensación de volver a circular en un vehículo fue flipante».

 

AVANCE DEL CONTENIDO EXTRAS

¿Qué pasa en la página 40?

Lo de leer… Es como fumar: la primera calada no gusta y luego engancha. La primera vez que lees es un coñazo, ¡tanta letra! Pero luego…

Lo de escribir… Atrae más querer ser escritor que querer ser fontanero. No todo el mundo vale para esto.

Lo de escribir una novela negra… Hay muchas redacciones largas.


CAPÍTULO Y CONTENIDO EXTRA ÍNTEGROS EN LA APP BLACK & NOIR

 
 
ImagoSM